El Color de la Luz, El Tesoro de las Sombras

 Más imágenes 

 

The Color of Light, The Treasury of Shadows: Pastels by Louis I. Kahn
From the Collections of His Children

El Color de la Luz, El Tesoro de las Sombras: Dibujos al Pastel de Louis I. Kahn de las Colecciones de Sus Hijos

Con obras al pastel, reconocidas como lo más sublime de sus dibujos, Louis I. Kahn reprodujo la vividez de tonos de la luz y de la sombra que iluminaban los espacios públicos de Italia y de los antiguos sitios de Grecia y Egipto. Estas ilustraciones en pasteles fueron creadas en un periodo de tres meses, entre 1950 y 1951, cuando Kahn era Arquitecto en Residencia de la American Academy in Rome (Academia Americana en Roma). A diferencia de los arquitectos que a lo largo de la historia también dejaron registro de estos monumentos, los dibujos de Kahn no se limitan a ser meros trazos de arquitectura; se pueden apreciar sencilla y plenamente como una de las representaciones más nítidas de la luz y sus colores complementarios en las sombras.

Educado desde temprana edad para ser artista, Kahn pasó toda su vida cautivado por los colores de la luz del día y sus matices complementarios. Al hablar de lo que le inspiró para utilizar los pasteles como medio, él recordaba emocionado “el atardecer magenta te daba un verde intenso—mas no era un verde común. El verde era tan verde que tuve que convencerme de que no era una pintura. Hasta la sombra de mis manos era verde; así de verde era. Esto proyectaba una sombra en las piedras, que eran de color dorado, y la sombra que el verde arrojaba era morada por ser tanta la luz que había en el verde. Así que en una piedra iridiscente esta sombra verde creaba a su vez otra sombra sobre la misma piedra. Eso fue lo que verdaderamente me inspiró porque supe que podía pintar cada una de estas imágenes de manera independiente”. (Conversación con Jan Hochstim, 1972).

Así como recurría al concreto, al ladrillo o al travertino, Kahn utilizó la cambiante luz del día y de las estaciones como piedra angular de su arquitectura; razón por la cual es particularmente apropiado que estas obras al pastel se exhiban aquí en el Kimbell, del cual Kahn dijera “dependiendo del carácter de la luz . . . el museo tendrá tantos estados de ánimo como momentos haya en el tiempo. Nunca habrá, mientras el exista museo como edificio, un día igual a otro”. (The Kimbell: Year One, 1974).

Agradecimiento especial a los hijos de Louis I. Kahn: Sue Ann Kahn, Alexandra Tyng, y Nathaniel Kahn por el generoso préstamo de sus obras para hacer posible esta exhibición.